After Dark de Haruki Murakami

La alienación y la soledad –paradójicamente- compartida se dan cita una noche cualquiera en la Tokio surrealista de After Dark, novela del exitoso escritor japonés Haruki Murakami. La pasión del autor por el jazz queda nuevamente reflejada en el título de este libro, que proviene de la canción “Five Spot After Dark” de Curtis Fuller, que a uno de los personajes le gusta. La novela está contada en tiempo real, ya que es el transcurso de una noche en la vida de sus personajes.
La historia está centrada en el sueño de la bella Eri Asai, quien parece debatirse entre la realidad y la ensoñación. Al mismo tiempo, su hermana Mari, estudiante de 19 años, se refugia a leer en un café, sin volver a su casa, y allí se va topando con otros personajes: Takahashi, un joven músico que está dispuesto a abandonar el trombón después del largo ensayo de esa noche, para dedicarse a una carrera en Derecho, y que insiste en que ya ha conocido antes a Mari y a su hermana; Kaoru, ex luchadora profesional que ahora se encarga de administrar un “love hotel”; las chicas que allí trabajan limpiando; una prostituta china golpeada salvajemente; el enigmático oficinista que la ha atacado y despojado de su ropa y sus pertenencias…
Todos los personajes se encuentran solos y guardan secretos. Es la imperiosa necesidad de compartirlos lo que los lleva a encontrarse y comunicarse, aún sin habérselo propuesto. Diálogos simples pero cargados de tensión y de significado se van desplegando mientas la oscuridad y las luces de neón se extienden sobre la noche de Tokio y las páginas de la novela. Episodios supuestamente inconexos, pero que se vinculan por medio de una cadena invisible: el lector sabe que, después de esa noche, ya nada será igual para ninguno de los que la están viviendo.

Opinión personal: Dentro de las novelas que he leído de Murakami, lo que me encantó de After Dark fue que mantiene una línea con trabajos anteriores (referencias a la música, a la comida y a otros elementos de la cultura popular; largos y ricos diálogos, en apariencia intrascendentes), pero que le añade un elemento onírico-fantástico-sobrenatural que engancha a los lectores y que conecta a este libro con la obra cuentística del autor japonés. After Dark bien podría ser un cuento, sólo que de mayor extensión.