Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes

Título: Don Quijote de la Mancha
Autor: Miguel de Cervantes
País: España
Año de publicación: 1605 (primer Quijote), 1615 (segundo Quijote)
Idioma original: Español
Título original: El ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha
Páginas: 1106
Web: Información sobre el autor y su obra (incluye versión electrónica para leer o escuchar).

Comentario: Hace pocos meses, el diario español El País publicó una encuesta en la que a 100 escritores de lengua hispana se les preguntaba por los diez libros que más habían influido en sus vidas. El ganador absoluto fue Don Quijote. Y es que esta obra, considerada la primera novela moderna, la cumbre de la literatura hispánica de todos los tiempos y uno de los libros más vendidos en el mundo (en este aspecto comparable incluso con las Sagradas Escrituras) sigue hoy estando tan vigente como hace más de cuatrocientos años.
Muy poca gente no tendrá hoy en día (aún sin haberlo leído) cierta idea con respecto al argumento de Don Quijote: el viejo hidalgo que pierde la razón por haber leído demasiados libros de caballería, y que parte en busca de gloria y aventuras en su caballo Rocinante; la figura de Sancho Panza, el gordo escudero depositario de un cúmulo de refranes y del folklore popular de la época; la escena del enfrentamiento con los molinos de viento; la quema de la biblioteca por parte del cura y del barbero… todas estas escenas ya son patrimonio cultural de la humanidad.
Esto no le quita mérito a la lectura del libro, sino todo lo contrario: hay que adentrarse en las páginas del libro, hay que leer a Cervantes, porque está lleno de sorpresas a la vuelta de cada capítulo. Don Quijote, mezcla de divertida parodia con melancólica remembranza de una perdida Edad de Oro; escritura pura y rica con trazos de la oralidad y del teatro propio del siglo XVII; encarnación del héroe y del antihéroe al mismo tiempo; cuna de la literatura por venir, y de la modernidad a la que encarna. Hay que leer al Quijote.

Opinión personal: ¿Hay algo que aún no se haya dicho acerca del Quijote? Hay que conocerlo, vale la pena. Un detalle que me fascina por lo contemporáneo y osado es que se trata de un libro que se lee a sí mismo: el segundo Quijote (la continuación que Cervantes publicara en 1615, poco antes de su muerte) es la parodia del anterior, se burla de las risas y nos muestra un juego de espejos infinito del cual no podemos sustraernos nosotros, lectores futuros, ya que para siempre esta historia formará parte de nosotros.