El justo de Helene Uri

El justo es la traducción al español de la novela de la sueca Helene Uri. El protagonista de esta historia es el implacable fiscal Edvard Fisbakke quien, tras la muerte de un hombre a quien él mismo condenó, comienza a tener serias dudas y a preguntarse si es posible que se haya precipitado en su accionar.
Quien acaba de morir es Karsten Wigg, sólo seis personas acuden a su funeral. Justamente es Edvard Fisbakke, fiscal del Estado, la persona que parece lamentar más amargamente esta muerte. Tiempo atrás, había condenado a Wigg a dos años de cárcel por supuesta agresión sexual. El motivo que tuvo para dedicarse con tanto empeño a luchar contra estos delitos fue un episodio de su propia infancia que lo dejó profundamente marcado. Por su parte, el difunto era un feliz padre de familia hasta el momento en el cual reconoció ante su esposa su culpabilidad en una infidelidad. La pareja se separó y ella, Marianne Henriksen, hizo hasta lo imposible por no permitirle el contacto con las hijas de ambos, destruyendo la vida de Wigg. Ya ha pasado un tiempo desde la muerte de él y ahora también ella se siente culpable.
La autora trata el tema de la justicia a través de una trama sólidamente construida y unos personajes muy bien retratados. Consigue despertar en los lectores la misma clase de dudas que no dejan en paz al fiscal.
La autora es Helene Uri, escritora y lingüista sueca nacida en 1964. El justo tuvo excelentes críticas. Por ejemplo, dijo Tevje Stemland, de Afterposten: “En medio de este hervidero de sospecha, culpabilidad e inocencia, la autora ha construido una obra de ficción en la que destacan tanto el valor como la elegante estructura”.