El libro de los amores ridículos de Milan Kundera

Título: El libro de los amores ridículos
Autor: Milan Kundera
País: República Checa
Año de publicación: 1968
Idioma original: Checo
Título original: Směšné lásky
Páginas: 257
ISBN: 9509779032
Web:Sitio con frases del autor.

Kundera escribió este libro en la etapa más feliz de su vida, así lo dijo el propio autor. La alegría impregna las páginas de las narraciones que componen El libro de los amores ridículos, una compilación de siete relatos escritos entre 1959 y 1968. Se trata de narraciones desvergonzadas y divertidas, protagonizadas por una serie de personajes hedonistas que recorren el mundo del amor y del sexo, y se pierden en alguno de los recovecos de su laberinto.
Viejos y jóvenes tienen en El libro de los amores ridículos diferentes problemáticas. Para los jóvenes como el protagonista de “El falso autoestop”, o Eduard (“Eduard y Dios”), el conflicto radica en lograr la seducción, conseguir que la mujer entregue hasta aquella parte de su seducción de la que ella misma no es aún consciente. Para los hombres maduros, como Martin en “La dorada manzana del eterno deseo”, el doctor Havel (“Symposion” y “El doctor Havel al cabo de veinte años”) o la mujer de “Que los muertos viejos dejen sitio a los muertos jóvenes”, la búsqueda es la del poder de seducción que una vez tuvieron, y que el tiempo (y el matrimonio) ha ido empañando. La temática de los cuentos gira alrededor de la seducción, las relaciones entre hombres y mujeres de edad dispar, los juegos de poder, el tedio del matrimonio (“La mayor desgracia posible es un matrimonio feliz: no le queda a uno la menor esperanza de divorciarse”). El amor acerca del cual escribe Kundera es un amor para nada sublime, efímero, ridículo.
La prosa de Kundera se revela una vez más como ágil y límpida. Escrito en su lengua natal, el checo, El libro de los amores ridículos posiciona a su autor como un verdadero maestro de las palabras, y también del humor.

Opinión personal: Más allá de sus argumentos divertidos que aspiran a arrancar al menos una sonrisa al lector (cuando no una carcajada), lo cierto es que el trasfondo de los relatos de El libro de los amores ridículos es muy profundo, conmovedor y hasta sobrecogedor si logramos entenderlos a fondo.