Los recursos poéticos – Primera parte

La lengua cuenta con una cantidad de recursos que sirven para dotarla de mayor expresividad. Son los llamados recursos poéticos, aunque no se los utiliza únicamente en poemas sino también en la prosa. Las distintas épocas de la literatura, los distintos autores, géneros, movimientos y corrientes literarias se han inclinado por uno u otro. Algunos hoy pueden sonarnos algo gastados, algunos nos chocan. Pero cada uno de estos recursos ha servido en algún momento para dotar de mayor expresividad a una obra literaria.
Hay recursos poéticos que se apoyan en el sonido de las palabras, otros en la sintaxis y otras en su significado. Veremos algunos de los más frecuentes, acompañados de algunos ejemplos.

Recursos basados en el sonido

Aliteración: Consiste en acumular palabras que comiencen con la misma letra. Es un recurso muy común en inglés, muchos personajes del cine y la televisión tienen nombres que contienen aliteraciones –piénsese en Bugs Bunny, Mickey Mouse o Peter Pan-. Pero también hay algunos ejemplos en español:

- Platero es pequeño, peludo y suave.
(Juan Ramón Jiménez).

Anáfora: Consiste en repetir una frase al comienzo de los versos de un poema.

- No perdono a la muerte enamorada
No perdono a la vida desatenta,
No perdono a la tierra ni a la nada.
(Miguel Hernández)

Asonancia: Es un tipo de rima en la cual no coinciden los sonidos de las consonantes, pero sí los de las vocales.

- En Valencia estaba el Cid y los que con él son;
con él están sus yernos, los infantes de Carrión.
Echado en un escaño, dormía el Campeador,
cuando algo inesperado de pronto sucedió:
salió de la jaula y desatóse el león.
(Anónimo, Cantar del Mío Cid)

Paranomasia: Es la colocación próxima en la frase de dos o más palabras fonéticamente parecidas (parónimos), para generar un efecto de contraste e intensificación.
- Ciego que apuntas y atinas,
caduco dios y rapaz,
vendado que me has vendido…
(Góngora)

Recursos basados en la sintaxis

Enumeración: Poco a poco se mencionan los términos que hacen a un todo.

- Según eran los agravios que pensaba deshacer, tuertos que enderezar, sinrazones que enmendar, abusos que mejorar y deudas que satisfacer… (Cervantes, Quijote)

Hipérbaton: Consiste en invertir o alterar el orden sintáctico esperado.

- - Piramidal, funesta, de la tierra
nacida sombra, al Cielo encaminaba
de vanos obeliscos punta altiva,
escalar pretendiendo las Estrellas;
(Sor Juana Inés de la Cruz)

Recursos basados en el significado

Metáfora: Es la unión de dos términos que se relacionan entre sí sin nexos comparativos. Se emplea una palabra fuera de su sentido propio, en ausencia de otra palabra. Las hay puras e impuras. En las primeras, el término original está ausente: por ejemplo, la ciudad.

- Sobre el bosque gris veo morir al sol.
(Charly García)

En cambio, en las metáforas impuras, lo que se da es una comparación sin nexo.

- Tus manos, dos palomas que sienten frío.
(Homero Manzi)

Hipérbole: Consiste en agrandar o en disminuir exageradamente la verdad de una cosa.

- ¡Todo era amor… amor!
No había nada más que amor.
En todas partes se encontraba amor.
No se podía hablar más que de amor.
(Oliverio Girondo)

Sinécdoque: Relacionar una parte con un todo. Se encuentran en el lenguaje coloquial y las utilizamos tanto que a menudo ni siquiera reflexionamos sobre ellas.
- Tomo un vaso de agua (en realidad, un vaso de vidrio con agua).
- Se aproximan cinco proas (en realidad, cinco barcos).
- China aumenta sus impuestos (en realidad, el gobierno de China aumenta sus impuestos).

Símil o comparación: Al igual que en la metáfora, se unen dos ideas, pero esta vez con un nexo comparativo.

- - Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.
(María Elena Walsh)

Personificación: Consiste en atribuir a un objeto inanimado una acción o estado humano.

- Las estrellas, celosas, nos mirarán pasar.
(Alfredo Le Pera).

Antítesis: Oposición, en el discurso, de palabras o ideas. Puede llevarse hasta la paradoja, en la cual la contradicción responde a un motivo lógico de fondo.

- Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.
(Francisco de Quevedo)