Soy un gato de Natsume Soseki

“Soy un gato, aunque todavía no tengo nombre”. Éste es el comienzo de la primera y más divertida novela del genial Natsume Sōseki, una auténtica obra maestra de la literatura japonesa. El libro narra en primera persona las aventuras de un gato observador que convive, casi por casualidad, con un grupo de llamativos personajes: el profesor Kushami y su familia, los dueños de la casa donde vive el gato protagonista; Meitei, charlatán y molesto; o el joven estudioso Kangetsu, que de vez en cuando intenta seducir a la hija de los vecinos.
Soy un gato fue escrita poco tiempo antes de la elogiada Botchan, y fue pensada como una sátira de la burguesía Meiji. Ingeniosa y plagada de un ácido sentido del humor, pone delante del lector la mirada filosófica del gato más incisivo y crítico para con los delirantes seres humanos con los que le ha tocado vivir.
El japonés Natsume Soseki, nació en 1867 cerca de Edo, descendiente de una familia de samuráis venida a menos. En 1884, su familia lo insta a que se matricule en la Universidad Imperial de Tokio para cursar Arquitectura, si bien termina estudiando Lengua Inglesa. En 1886 conoce al poeta Masaoka Shiki, quien comienza a enseñarle el arte de la composición de haikus. En 1900 Soseki recibe una magra beca del gobierno japonés y se le envía a Inglaterra. En este país pasará los años más tristes de su vida. Por fortuna, regresa a Japón en 1902 para enseñar en la Universidad Imperial de Tokio, como profesor de Literatura Inglesa. La carrera literaria de Soseki se dispara definitivamente con la publicación en 1905 de Soy un gato, esta novela que ahora podemos leer en español.