Todos los días de M. C. Andrews

todos

 

Todos los días del escritor M. C. Andrews es una novela inesperada, fuerte y, tal vez, demasiado aleccionadora. Es la historia de un hombre y una mujer. Pero son dos seres humanos que sólo pudieron disfrutar de una pasión desenfrenada y sin antecedentes en ambas vidas que tan sólo duró noventa días. Sin embargo, todo se terminará, pues Amelia cree que es incapaz de otorgar lo que Daniel necesita. Amelia, entonces, se siente casi en deuda con él y decide abandonarlo. Como suele pasar en este tipo de relaciones así apasionadas la separación será aquí un motivo de refuerzo. Un refuerzo que confirma el amor que ambos sienten y del cual no pueden desprenderse, eso es lo que la separación inédita les demostrará.

Así, ambos deciden emprender una nueva vida juntos y deciden intentarlo una vez más, esperando poder alcanzar objetivos que antes nunca sospecharon. La relación parece querer recomienzar florecida, llena de afectos y muestras de dulzura. Pero no todo será color de rosas, pues un terrible accidente deja a Daniel en estado de coma, evitando el eterno deseo de un reencuentro. Todos los días se transforma así en una novela de recuperación, pues Daniel se despierta del estado de coma dispuesto a averiguar quién quiso acabar con su vida. Pero tambén Amelia intentará recuperarlo a él, pues con este nuevo rencor y obsesión Daniel parece no ser el mismo.

M. C. Andrews nos muestra entonces el perfil de una mujer capaz de lo imposible por seducir y excitar hasta la locura a su antiguo amor, ahora obsesionado con la idea de que alguien quiere acabar con él. Es, entonces, una historia de dos amantes separados (sin saberlo) por barreras construidas por ellos mismo. Una historia apasionada que nos enseñará que el significado del amor no es tan sencillo como pretenden algunas películas, novelas o telenovelas. Sin duda alguna, una obra entera, apasionante, excitante y que llega al corazón.

M. C. Andrews es una autora criada en Inglaterra. Se especializa en el género romántico y esta es su tercera novela, un nuevo intento en la introspección de dos amantes dispuestos a dar todo por recuperarse.