Última isla de Lafcadio Hearn

Última isla es la primera novela de Lafcadio Hearn, quien se convertiría en un autor de culto, una pequeña obra maestra trágica y fascinante, inédita hasta ahora en nuestro idioma.
Última Isla era el nombre de una isla barrera situada frente a la costa de Luisiana. El lugar estaba de moda por su estación balnearia y sus lujosos hoteles. Huyendo del calor y la fiebre amarilla, la burguesía de Nueva Orleans pasaba allí sus veranos, disfrutando tranquilamente de una vegetación y un paisaje únicos. En agosto de 1856, el mar del Golfo de México se levantó y golpeó este paraíso: rompió la isla en mil pedazos y se llevó consigo casi todo: a los nativos y sus hogares, a los adinerados turistas y sus hoteles.
Hearn se sintió vivamente impresionado por las narraciones de aquel acontecimiento, y a partir de éstas escribió Última Isla, su primera obra de ficción. Nos cuenta cómo, al día siguiente de la catástrofe, un pescador español navega hacia los pedazos de tierra que habían formado parte de la isla para buscar algo de valor entre los restos, muchos de ellos sembrados de cadáveres. Una pequeña niña criolla todavía viva resulta ser su principal hallazgo.
Lafcadio Hearn nació en Grecia, pero fue un hombre de mundo. Enviado a Dublín a los dos años, allí y en Francia se formó. En 1869 marchó a Estados Unidos, donde comenzó su carrera periodística. En 1890 fue como reportero a Japón, abandonando este trabajo para dedicarse a la enseñanza del inglés y casándose y radicándose allí. En 1895 adquirió la nacionalidad japonesa, cambiando de nombre a Koizumi Yakumo. Sus obras son de temática variada, destacando su visión occidental de la cultura japonesa en la que se integró.