Vindicación de los derechos de la mujer de Mary Wollstonecraft

Título: Vindicación de los derechos de la mujer
Autor: Mary Wollstonecraft
País: Inglaterra
Año de publicación: 1792
Idioma original: Inglés
Título original: A Vindication of the Rights of Woman
Páginas: 400
ISBN: 8437612624
Web:Versión electrónica libre de la edición de 1796.

Mary Wollstonecraft fue una filósofa y escritora británica del siglo XVIII, que vivió en pocos años una vida tan intensa como apasionante. Su nombre aparece frecuentemente asociado al de su esposo, el filósofo anarquista William Godwin, y al de la hija de ambos, Mary Shelley –la autora de la novela Frankenstein-. Sin embargo, Mary Wollstonecraft dejó su propio legado en vida, especialmente en esta obra titulada Vindicación de los derechos de la mujer, un antecedente fundamental al pensamiento feminista. Si bien su vida ha sido objeto de interés tanto como su obra, el verdadero valor de esta autora radica en haberse animado a defender a la mujer en una época donde ésta era considerada un ser inferior.
En Vindicación de los derechos de la mujer, Wollstonecraft comienza preguntándose si efectivamente existe una diferencia biológica entre los sexos que ocasione la sumisión de la mujer al hombre, o si, por el contrario, la disparidad entre los sexos es producto de una igualmente despareja educación. Por supuesto, se inclina hacia esta última posibilidad. A continuación, se dedica a estudiar la posición de la mujer en la sociedad de su tiempo, mostrando cómo el lugar que ésta ocupa es el que los propios hombres la fuerzan a ocupar (se critica a la mujer por ser estúpidas y superficiales, preocupadas en exceso por su belleza y sus atractivos físicos; se les reprochar su incapacidad de razonar y sus limitaciones, cuando todo esto no es sino consecuencia de la inadecuada educación que reciben). Wollstonecraft destaca que la humanidad en su conjunto se enriquecería si a las mujeres se les diera una educación racional y de esta manera pudieran contribuir a la sociedad.
Aún cuando no llega a ser propiamente “feminista” (término que no se utiliza hasta un siglo más tarde), no llega a reclamar por la igualdad de derechos (por ejemplo, no menciona la posibilidad del sufragio femenino), el mérito de Wollstonecraft es haber abierto el camino a muchas pensadoras que la sucedieron.

Opinión personal: Si bien en una primera lectura, a los lectores y a las lectoras del siglo XXI nos puede resultar un libro anticuado, y muchas de las vindicaciones sonar como obviedades y cosas ya sabidas, hay que destacar en esta autora su valentía por escribir lo que escribió en el momento en que lo hizo. Mucho le debe la emancipación de la mujer a autoras como Mary Wollstonecraft.